¿Cuáles son los 10 mejores tipos de financiación para mi empresa?

¿Conoces los distintos tipos de financiación para tu empresa? A casi todos los emprendedores les ocurre que tienen una gran idea pero no saben cómo financiar su proyecto. Sin embargo existen varias opciones y a continuación te vamos a exponer algunas de ellas.

1. Préstamo

El más conocido entre las empresas. Se solicita el capital íntegro y se va devolviendo mensualmente con intereses. Se usa para operaciones financieras a largo plazo de importes de dinero elevados como por ejemplo, el arranque del proyecto o la compra de un espacio.

2. Póliza de crédito

Una entidad financiera pone a nuestro alcance una cantidad de dinero que cubra nuestras necesidades. La idea es que tengamos efectivo a nuestra disposición para ir utilizándolo a medida que nos haga falta para pagos o inversiones. De aquello que vayamos gastando la entidad nos cobrará un porcentaje de interés. Este es uno de los tipos de financiación recomendados para contratar personal, comprar material o equipos, etc.

3. Renting y Leasing

Con este método se puede ahorrar bastante dinero y consiste básicamente en alquilar los equipos y los materiales. El leasing ofrece opción a compra y el renting no, pero por otra parte incluye el mantenimiento en el coste.

4. Microcrédito

Consiste en préstamos financieros para invertir en proyectos sociales o ecológicos. No necesitan aval y suelen ser en cantidades no muy elevadas. Por lo general se conceden a autónomos jóvenes, mujeres, inmigrantes y otros colectivos.

5. Crowdfunding

Este es uno de los tipos de financiación más recientes. Es una financiación que se hace de manera online y colectiva. Los participantes realizan donaciones para cubrir un proyecto determinado a cambio de algún tipo de recompensa.

6. Crowdlending

Es una opción aún más novedosa que la anterior. También está relacionada con el mundo digital. Se basa en la conexión online de emprendedores que necesitan financiación, con inversores que desean hacer préstamos. Se trata de una transacción de particular a particular y hay un porcentaje de interés, en torno al 5%. Una ventaja es que no hay costes de cancelación.

7. Crédito comercial

Se conoce como descuento comercial. Las empresas otorgan un aplazamiento a los clientes, en el pago de una compra venta tanto de bienes como de servicios. Así el emprendedor puede vender esos productos antes de integrarle el dinero a su proveedor.

8. Factoring

Es la anticipación de las facturas que están pendientes de pago. Los derechos de cobro se ceden a cambio de determinado interés. Para que se pueda llevar a cabo, la compañía deudora ha de ser bastante solvente. Si se diese el caso de que no pagase, la reclamación la haría a quien se ha cedido la factura.

9. Business angel

Consiste en recurrir a personas con capital que desean invertir en empresas de creación reciente o en sus primeras etapas. A cambio se pide tener acciones en la empresa y recibir el retorno de su inversión al cabo del tiempo pactado. Otra de las condiciones es que el business angel suele tener algún tipo de implicación en el negocio tomando decisiones, asesorando al emprendedor o simplemente supervisando.

10. Familia y amigos

El famoso FFF, friends, family and fools. Y es que las personas cercanas suelen ser las primeras que pueden apoyar el proyecto. A veces es arriesgado mezclar negocio y familia o amistad, así que hay que confiar mucho en el éxito de proyecto.

Si no terminas de aclararte o piensas en la solicitud de créditos, como pueden ser los ENISAnuestro equipo de expertos en finanzas y contabilidad te brindarán el mejor asesoramiento para tener la mayor probabilidad de éxito. Llámanos y permanece informado de estos consejos y muchos más en nuestra página de Linkedin.

Corre la voz:

Otras entradas

Consultoría gratuita de finanzas para tu startup