Enisa

LOS BANCOS COMERCIALES EN ESPAÑA. FINANCIACIÓN BANCARIA Y STARTUPS

Muchos emprendedores que contactan con nosotros llegan “rebotados” del banco. Frases como “me han pedido avales”, “me piden garantías reales” o “¿qué es una pignoración?” son habituales en el emprendimiento en general y en el tecnológico, en particular. Sin más, vayamos al lío:

  • Text Hover

¿Por qué no te ayudan los bancos? Ponte en el lugar del banco y piensa a qué se dedica. Se trata de una empresa privada que recibe fondos de particulares y empresas para, posteriormente, prestar y/o invertir en diferentes activos con el fin de sacarle cierta rentabilidad. Hasta aquí todo correcto.

¿Habéis escuchado la frase “conseguir la máxima rentabilidad al menor riesgo posible”? Pues eso: startups = riesgo para el banco. Según datos aportados por Spain Startup a Cinco Días 9 de cada 10 startups no llegan a los 3 años de vida, ¿por qué implicarse en algo que probablemente vaya a fracasar?

Y no le faltan motivos. Te dirán cosas como las siguientes:

  • No tienes histórico, es difícil conceder financiación a un “no cliente”
  • No hay datos oficiales (IVA, IS, etc.)
  • La empresa es de reciente creación, tiene un alto nivel de riesgo
  • Los avales son un producto muy delicado
  • El año pasado arrojó resultado negativo, ¿quién me asegura que este año no será así?
  • Tiene un nivel de fondos propios muy bajo
  • No tienes capacidad de pago o endeudamiento

El problema es que todo lo anterior es verdad y no tienen términos de concesión de financiación diferentes para las empresas tecnológicas, por lo que al final no queda otra: o buscas financiación en otro país o hay que adaptarse a la realidad del nuestro.

Si buscas en España y teniendo en cuenta este entorno hay que tener paciencia, mucha paciencia, porque no vas a poder ejecutar tu plan inicial. Esta limitación solo nos deja con 2 alternativas: buscar inversores y/o buscar financiación alternativa. Si bien la inversión en startups no para de aumentar año tras año, la inversión se destina a un menor número de operaciones. Al mismo tiempo, cerrar una ronda lleva meses, posiblemente entre 6 y 8, por lo que sin esta ronda no podrás continuar.

La búsqueda de financiación no es más rápida. La más adecuada siempre es ENISA por sus condiciones, pero no es rápida (consulta nuestro post 7 trucos para solicitar tu ENISA con éxito). ¿Qué hacer entonces? Nuestras recomendaciones son las siguientes:
  1. No desesperes. Trabaja gastando lo mínimo y buscando crecimiento orgánico.
  2. Presenta tu proyecto ante diferentes foros. Por resultados, Keiretsu y EIX Technova son de los que mejor funciona.
  3. Existen plataformas que pueden ayudarte a conseguir fondos. Nuestras favoritas son Startupxplore y The Crowd Angel.
  4. Solicita simultáneamente la financiación a ENISA. Si tienes menos de 40 años, mejor. A los inversores les encanta ENISA: pueden conseguir el doble de liquidez sin diluir su participación, reduciendo así el riesgo.
  5. Cuando tengas fondos, opera con al menos 2 bancos. Generar movimientos con varias entidades puede proporcionarte financiación por varias vías.
¡Y hasta aquí nuestra segunda comunicación! Mientras preparamos la próxima, puedes estar al día de todas las novedades de Lean Finance siguiéndonos en Linkedin y a través de nuestra suscripción.