ENISA emprendedores o financiación privada: Pros y contras para startups

Compartir

La financiación es un pilar fundamental para cualquier startup. A través de ella, esta puede dar vida a un proyecto, hacerlo crecer o expandirse a nuevos mercados.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, elegir la opción más adecuada no siempre es sencillo.

En este sentido, hoy queremos comparar las ayudas de ENISA emprendedores y la financiación privada.

La primera, como sabrás, es de carácter público. Y la segunda, como su nombre indica, privado.

Veamos en qué consiste cada una de estas opciones y qué ventajas aportan según el tipo de startup que se trate.

¿Qué es ENISA?

ENISA es una entidad pública española que ofrece financiación a medio y largo plazo para proyectos innovadores y emprendedores.

A través de préstamos participativos, busca apoyar a empresas en sus fases iniciales o de expansión, sin exigir garantías personales ni diluir la participación de los socios en el capital social.

En los siguientes párrafos mostramos de forma más precisa tanto las ventajas como inconvenientes de esta alternativa.

Ventajas de ENISA emprendedores

Es una opción que muchas empresas españolas escogen por ventajas como estas:

  • Flexibilidad en la devolución. En primer lugar, los préstamos de ENISA ofrecen condiciones favorables, como periodos de carencia y tipos de interés competitivos.
  • No diluye la propiedad. Además, a diferencia del capital de riesgo, ENISA no requiere una participación en el capital de la empresa, permitiendo a los emprendedores mantener el control total.
  • Fomenta la innovación. En este punto es importante añadir que está especialmente diseñado para apoyar proyectos con alto potencial de innovación y crecimiento.
  • Accesibilidad. Otro aspecto que valoran los emprendedores es que es ideal para startups que aún no pueden acceder a financiación privada por falta de historial crediticio o garantías.
  • Red de apoyo. Por último, al ser parte de un programa de ENISA, las startups pueden beneficiarse de una red de contactos y asesoramiento.

Inconvenientes

Con el fin de mostrar todas las caras de la moneda, pasamos a comentar también los inconvenientes que podría tener ENISA respecto a otras formas de financiación.

  • Limitado a empresas españolas. El punto más destacado a tener en cuenta es que solo está disponible para empresas constituidas en España, limitando su acceso a emprendedores de otras nacionalidades.
  • Proceso de solicitud. Aunque menos riguroso que la financiación privada, el proceso sigue siendo competitivo y puede llevar tiempo.
  • Requisitos de innovación. Para obtener una ayuda ENISA, el proyecto debe demostrar un claro componente innovador, lo cual puede ser un obstáculo para negocios más tradicionales.
  • Cantidad financiada. Para grandes proyectos, el monto disponible puede ser insuficiente en comparación con lo que se podría obtener de inversores privados.

Si deseas saltar obstáculos como los puntos dos y tres, te recomendamos presentar tu solicitud en compañía de profesionales con experiencia.

Por ejemplo, en nuestro caso, aquí puedes ver resultados de años anteriores. En 2022 el 88,54% de las solicitudes que presentamos fueron aprobadas.

En qué consiste la financiación privada

Por otro lado, la financiación privada abarca una amplia gama de opciones, incluyendo capital de riesgo, angel investors, y plataformas de crowdfunding.

Estas fuentes proporcionan capital a cambio de equity (participación en el capital) o deuda, y suelen estar interesadas en startups con alto potencial de crecimiento.

¿Será esta la opción que necesitas? Veamos sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas

Empecemos por los puntos positivos a valorar:

  • Mayores montos de financiación. En primer lugar, los inversores privados pueden aportar sumas significativamente mayores de capital, esenciales para el rápido escalamiento de la startup.
  • Red y experiencia. Además del capital, los inversores a menudo aportan su red de contactos y experiencia en la industria, valiosos para el desarrollo empresarial.
  • Flexibilidad. Es destacable también que existe una gran variedad de inversores privados, lo que permite encontrar uno que se alinee con los objetivos y necesidades específicas de tu startup.
  • Impulso de credibilidad. Por otro lado, conseguir inversión de reconocidos inversores privados puede aumentar la credibilidad de tu startup ante clientes y futuros inversores.
  • Soporte en la gestión. Y, para acabar, muchos inversores ofrecen mentoría y asesoramiento estratégico, ayudando a las startups a superar desafíos operativos y de crecimiento.

Inconvenientes

En el otro lado encontramos desventajas como:

  • Dilución de la propiedad. A cambio de financiación, tendrás que ceder una porción del capital de tu empresa, lo que reduce tu participación en las ganancias futuras.
  • Presión por resultados. Los inversores buscan un retorno de su inversión, lo que puede generar presión para crecer rápidamente, a veces en detrimento de la visión a largo plazo.
  • Proceso de negociación. La valoración de la empresa y las condiciones del acuerdo pueden ser intensamente negociadas, lo que requiere tiempo y recursos.
  • Riesgo de perder el control. Algunos acuerdos pueden dar a los inversores un grado de control sobre las decisiones empresariales, limitando tu autonomía.
  • Competitividad. Conseguir financiación privada es altamente competitivo, y el proceso puede ser largo y complejo.

Cuál es la mejor opción para una startup que desea reunir capital

La elección entre ENISA y financiación privada depende de varios factores, incluyendo el estado de desarrollo de la startup, las necesidades de capital, la disposición a compartir el control, y el nivel de innovación del proyecto.

ENISA emprendedores es una excelente opción para aquellos que buscan mantener el control total sobre su empresa y están en las fases iniciales o de crecimiento moderado.

Ofrece una vía de financiamiento accesible y favorable para proyectos innovadores en España.

Por otro lado, la financiación privada es adecuada para startups en busca de montos mayores de capital, dispuestas a ceder parte de su equity y que valoran la red y la experiencia que los inversores pueden aportar.

Es ideal para aquellos con ambiciones de crecimiento rápido y que pueden lidiar con el proceso competitivo y de negociación.

En conclusión, no existe una respuesta única para todas las startups.

La decisión entre ENISA y financiación privada debe basarse en una evaluación cuidadosa de tus necesidades específicas, metas a largo plazo, y la etapa de desarrollo de tu empresa.

Sea cual sea la ruta que elijas, asegúrate de que alinee con la visión y objetivos de tu startup, permitiéndote construir un futuro próspero y sostenible.

Para acabar, si no sabes qué elegir o cómo tramitar la opción escogida, escríbenos. Nuestro equipo puede ayudarte a obtener las mejores condiciones para tu startup y el monto más elevado posible.

Cuéntanos de qué trata tu proyecto, hacia dónde deseas llegar y juntos lo haremos posible.

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar