6 Estrategias de precios para startups: Cómo generar beneficios sin tener que vender más

Estrategias de precios

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Poner el precio correcto a tus productos o servicios no es nada sencillo, lo sabemos. Por eso, te recomendamos que no lo hagas a la ligera y que analices muy bien los distintos parámetros financieros que entran en juego.

En muchas ocasiones, las estrategias de precios condicionan la rentabilidad de la empresa e incluso su supervivencia. De ahí su importancia.

Si necesitas ayuda, échale un vistazo a este post. A continuación, compartiremos algunas de las estrategias de fijación de precios más utilizadas por las startups actuales.

Por qué es importante tener una estrategia de precios

Uno de los principales objetivos de cualquier empresa o startup es generar beneficios. Y es que si esto no sucede, difícilmente se podrá mantener activa en el mercado.

Para que esto ocurra, además de conseguir clientes o vender, es necesario contar con un buen plan financiero, una buena gestión en este sentido y una correcta estrategia de precios para que estos sean los adecuados.

Lo ideal es que no sean ni superiores ni inferiores. En el primer caso, podría resultar complicado acceder al mercado y en el segundo estaríamos hablando de pérdidas o márgenes difíciles de gestionar.

En definitiva, contar con las estrategias de precios correctas favorece el aumento de los beneficios de una empresa.

6 Estrategias de precios para tu startup

Vista la importancia de contar con estrategias de fijación de precios, mencionaremos algunas de las que podrías valorar para implementar.

En todas ellas entran en juego factores clave como: el ciclo de vida de un producto, la situación de la empresa, los competidores, los costes de producción y el margen que se desea obtener.

Lo más aconsejable es que sea el departamento financiero el que esté implicado en este tipo de decisiones. Es quien tiene la información y conocimientos que justificarán el rumbo de la estrategia.

Estrategias de precios basadas en la competencia

Investigar el mercado y con ello la competencia, es uno de los pasos que se deberían dar en cualquier startup para establecer los precios de un producto.

De este modo, sabremos en qué situación está la competencia y el rango de precios en el que se mueven.

Con esta información podremos tomar una decisión sobre el posicionamiento a adoptar. Por un lado, se puede fijar un precio similar, inferior o superior.

Si se elige un precio inferior, es preciso analizar minuciosamente los costes de producción, pues es importante no vender a un precio menor a estos. Esta es una de las razones por las que el CFO debería estar involucrado.

En caso de que se prefiera un precio superior, deberá justificarse con un valor añadido que no tenga la competencia y que resulte atractivo como para querer pagar más.

Precios de absorción

Este tipo de estrategias de precios se fundamentan única y exclusivamente en los costes de producción.

Su principal objetivo es recuperar la inversión realizada con la venta de cada uno de los productos. Es decir, tanto los costes indirectos como los directos

De nuevo, los profesionales de finanzas son los que tienen las herramientas para ello. Pero, podemos decir que una de las fórmulas a emplear aquí es:

(Costes administrativos + Costes variables por cada unidad producida / Número total de unidades) + Costes fijos totales

La principal ventaja de esta estrategia es que es muy fácil de aplicar. Sin embargo, no tiene en cuenta factores clave como la competencia, la elasticidad de los precios o la base presupuestaria.

Estrategias de precios paquetizados

En el mundo de las startups, uno de los ejemplos de estrategias de precios que más suelen verse es este, el de precios por paquetes.

La idea es vender varias soluciones por un precio fijo y cerrado.

Lo que se consigue es vender más en un único ticket. O dicho de otro modo, aumentar el valor del ticket del cliente. Lo cual supone ingresar más dinero.

Del lado del cliente, este recibe más valor por un precio menor si se compara con la compra por separado de cada una de las soluciones incluidas en el paquete.

Estrategias de precios descremados

Esta es una de las estrategias de precios que podría recomendarte el equipo financiero de tu empresa. De hecho, es muy utilizada en el sector tecnológico.

Consiste en establecer un precio mayor en aquellos productos que son más nuevos o se corresponden con un lanzamiento actual y disminuirlo en aquellos más antiguos.

Gracias a ello, estos últimos se venderán más fácilmente, pues a pesar de tener baja demanda, las personas que prioricen el precio los elegirán.

Sucede mucho en la venta de teléfonos móviles, televisores u ordenadores. Por ejemplo, el iPhone más actual siempre es más caro que el iPhone de temporadas pasadas.

Para la empresa, si se hace bien, la venta de productos desfasados puede suponer una fuente de ingresos importante, a la vez que es una gran ayuda para deshacerse de ellos.

Estrategias de precios por coste incrementado

Al igual que la estrategia de precios de absorción, cuando se habla de precios por coste incrementado, únicamente se tiene en cuenta los costes de producción.

El papel del departamento financiero aquí es fundamental, pues es quien conoce estos costes a la perfección y sabe cómo gestionarlos del mejor modo posible.

Para emplearla, como decíamos, se parte del coste de producción y para establecer el precio final se suma un porcentaje previamente establecido. Ese porcentaje corresponderá con el margen de beneficio que la startup desea obtener.

Precios dinámicos

Por último, otra de las posibles estrategias de precios a analizar es la correspondiente a los precios dinámicos.

Consiste en una variación de los mismos en función de la demanda que exista en distintos momentos del año.

Las operadoras de viajes, alojamientos y aerolíneas son el tipo de empresa que más la utiliza. De este modo, logran maximizar sus beneficios.

Si el producto que vas a vender en tu startup tiene épocas de baja y alta demanda, podrías valorar implementar una estrategia como esta.

Sea como sea, es fundamental que el director financiero esté involucrado al 100% en la definición de los precios de tu startup.

Con su ayuda y asesoramiento, te aseguras de realizar los análisis, cálculos y estudios suficientes para no comprometer los beneficios de la misma.

Si quieres que te echemos una mano en este sentido, escríbenos y te contamos todo lo que podríamos hacer por ti como CFO de tu startup.

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar