¿Cuáles son las alternativas de financiación de startups que existen?

Financiación de startups

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Encontrar financiación es uno de los grandes retos para cualquier empresa emergente.

¿Quién confiará en tu propuesta? ¿A quién vas a convencer de la viabilidad de tu producto? ¿Alguien se la va a jugar realmente por ti?

Todas estas preguntas y muchas otras invaden la mente de un emprendedor desde que decide poner en marcha su negocio.

Por suerte, existen varias alternativas de financiación de startups. ¡Solo tienes que encontrar la que más se ajuste a tus necesidades!

En este post analizaremos algunas de las más destacadas. ¿Estás listo para hacer realidad tus sueños? ¡Empezamos!

CTA descarga tu guia enisa

Cómo conseguir financiación para una startup

Nadie dice que conseguir financiación para una startup sea una misión sencilla. Eso sí, en ningún caso es imposible.

El objetivo de cualquier inversor es sencillo: aumentar su capital depositando su dinero en terceros.

Esto no es algo exclusivo de las instituciones privadas, también de las públicas. Debido a ello, existen diferentes medios para dar un primer empujón a tu negocio.

Desde Lean Finance hemos elaborado un pequeño listado con algunas de las opciones más destacadas.

Este capital es el recurso clave con el que construir los cimientos de la empresa. Un eslabón que mantendrá la estabilidad del resto de los ladrillos que vayas depositando.

Así que, para evitar convertir tu emprendimiento en una casa de naipes, toma nota de todo lo que te contamos.

¡En tus manos queda tomar las decisiones correctas desde un inicio!

ICO

ICO (Instituto de Crédito Oficial) es nada menos que la Agencia Financiera del Estado. Un cuerpo adscrito al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Se trata de la mayor fuerza de financiación pública de nuestro país y, como tal, encabeza nuestra lista.

Mediante diferentes líneas de crédito, el ICO financia proyectos de autónomos, pymes y grandes empresas. Un capital esencial para el crecimiento económico del país.

Veamos algunas de las financiaciones del ICO:

  • Línea ICO para empresas, emprendedores y pymes. Si estás buscando financiación de startups, esta es tu mejor opción. Una liquidez que ascienda a los 12,5 millones de euros por cliente para diferentes objetivos corporativos. Además, si se quiere estirar el préstamo, se puede solicitar a través de entidades bancarias que ofrecen tipos de interés tanto fijos como variables.
  • Línea ICO para la actividad en España. La línea de ICO Crédito Comercial sirve para anticipar las facturas. De este modo, recibirás una primera financiación para tus costes de producción, así como para el proceso de transformación digital de tu negocio.
  • Línea ICO de apoyo a la internacionalización y exportación. El mercado internacional es cada vez más relevante. Por eso, el ICO ofrece ayudas para cubrir la liquidez de la actividad exportadora y demás actividades fuera del territorio español. De igual manera, ofrecen una línea de crédito para financiar a la empresa en la moneda local del nuevo país de facturación.

Como ves, hay varias opciones entre las que elegir. Así que lo primero que debes hacer es un trabajo de introspección corporativa.

Analiza qué necesitas y cuánto necesitas: así te será mucho más sencillo solicitar las subvenciones del Instituto de Crédito Oficial.

Enisa

Pasamos a un segundo bloque de financiación para startups igual de relevante: Enisa.

La Empresa Nacional de Innovación S.A. es una institución pública que financia modelos de negocio innovadores. Un cuerpo que apuesta por el futuro y la vanguardia tecnológica.

Del mismo modo que sucede con el ICO, Enisa ofrece varios préstamos según las necesidades del cliente.

En todos los casos son préstamos participativos. Es decir, no necesitan ni avales ni garantías: solo la viabilidad del proyecto en cuestión. Eso sí, a cambio Enisa tendrá una participación directa en los beneficios del negocio.

Estos son las líneas más destacadas de ENISA:

  • Línea Jóvenes Emprendedores y Línea de Emprendedores. Estas son las modalidades que más te deben interesar. La primera está destinada a los menores de 40 años y la cantidad varía entre los 25.000€ y los 75.000€. La segunda no tiene límite de edad y puede aumentar hasta los 300.000€.
  • Línea Crecimiento. Si necesitas financiación para desarrollar un proyecto (viable y rentable) que te haga crecer en el mercado, la línea de crecimiento de Enisa es la mejor opción. Una subvención que va de los 25.000€ a los 1.500.000€.
  • Línea Agroimpulso. Como su nombre indica, esta subvención se dirige a las empresas con impacto en agricultura que quieren impulsar su negocio con la innovación tecnológica. También va de los 25.000€ a los 1.500.000€.
  • Línea Emprendedoras Digitales. Para cubrir la brecha de género, Enisa ha desarrollado unas ayudas para las emprendedoras digitales. Desde 25.000€ hasta 1.500.000€: un dinero más que suficiente como para arrancar, consolidarse, crecer o internacionalizarse.

¿Sabías que en Lean Finance somos expertos en la obtención de estas ayudas? Así es: nos encargamos de poner todos tus papeles a punto para que recibas cualquiera de estos modelos de financiación de startups.

Así que hablemos. Estamos ansiosos por echarte una mano y ayudarte a despegar con el proyecto empresarial de tu vida.

Préstamos de las Fintech

El desarrollo del ámbito virtual ha provocado que las conocidas como Fintech se radiquen como una opción más de financiación de startups.

Pero, ¿son tan buenas como prometen? Bien, sí y no.

Por un lado, las entidades de créditos online tienden a presentar cláusulas que rozan lo abusivo (si es que no terminan siéndolo). Por eso, a pesar de la rapidez con la que puedes pedir el dinero, quizás esta no sea la apuesta más segura.

Otros medios como el crowdlending, los préstamos P2P o el crowdfunding dependen de la intuición y la benevolencia de terceros. ¡La financiación privada tiene sus riesgos, también en internet!

Antes de lanzarte a la aventura, te animamos a que lo pienses dos veces. Analiza en detalle la institución en la que estás confiando: no hacerlo te podría salir realmente caro.

Venture capital

Otra de las alternativas de financiación de startups es el llamado capital de riesgo o venture capital. Es una de las vías más confiables para obtener fondos y es especialmente útil a startup que acaban de iniciar su andadura o están dando primeros pasos.

Básicamente son inversiones que realizan determinadas empresas en otras con menor valor, pero con grandes perspectivas de crecimiento.

Se dice que son operaciones de alto riesgo, pues aun teniendo buenas perspectivas de crecimiento, se trata de startups que están en una fase muy inicial y su futuro es incierto.

Sin embargo, de tener éxito, los inversores obtienen grandes ganancias.

Otro aspecto a destacar de este modo de conseguir financiación para una startup es que, además de invertir capital, también ofrecen apoyo y asesoramiento para su crecimiento.

Sociedades de Garantía Recíproca

Terminamos los medios de financiación de startups con las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR).

En este caso hablamos de entidades financieras sin ánimo de lucro. Unos grupos que están supeditados a la inspección del Banco de España. Una condición que garantiza su transparencia.

Su cometido es optimizar la accesibilidad a los créditos para emprendedores; bien sean pymes o autónomos.

Una SGR está formada por los socios partícipes, quienes se benefician de su aval, y por los protectores, quienes aportan capital a la institución. Lo más común es que sean Administraciones Públicas o Entidades de Crédito.

Con una SGR obtendrás fácilmente una financiación, aún sin muchas garantías. Las condiciones del préstamo serán atractivas y tendrás un asesoramiento de calidad.

Se trata, por lo tanto, de una de las opciones de financiación de startups más atractivas.

Conclusiones

Con todo lo que te hemos contado, solo podemos sacar una conclusión: existen múltiples vías de financiación de startups.

Todas ellas tienen sus pros y sus contras. No hay una única respuesta a la incógnita de qué vía es la más adecuada.

Ya te hemos comentado que en Lean Finance estamos acostumbrados a lidiar con Enisa. A fin de cuentas, los préstamos participativos son los más seguros.

Ahora bien, en ninguno de los casos debes ponerte en manos del azar. Hay mucho en juego cuando te propones obtener una subvención para el negocio.

En consecuencia, te animamos una vez más a que hables con nosotros. Tenemos una gran experiencia en el sector de la gestión financiera. ¡A nuestro lado tu proyecto estará siempre seguro!

Así que déjanos que te preguntemos algo: ¿Necesitas financiación?

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar