Qué es el reporting financiero y por qué minimiza el riesgo del negocio

Reporting financiero

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Queramos o no, todos los negocios están expuestos a un determinado riesgo. Y es que por el simple hecho de existir y operar día a día, cualquiera de ellos puede materializarse.

En el ámbito financiero, estos riesgos cobran una especial relevancia: no poder asumir determinados pagos, contraer deudas, gastar más dinero del que entra o realizar inversiones inadecuadas, puede poner en peligro su supervivencia.

La buena noticia es que, gracias a herramientas como la que vamos a comentar ahora, podemos llevar un control exhaustivo de todo lo que ocurre en este área y evitar situaciones que comprometan la estabilidad de la empresa.

Hablamos del reporting financiero. Si todavía no lo has implementado en tu startup o no sabes en qué consiste, en los siguientes párrafos te lo contamos.

Explicaremos qué es, para qué sirve y cómo se desarrolla.

CTA herramientas exclusivas de una startup

Qué es un reporting financiero

Como hemos comentado en la introducción, disponer de herramientas que nos faciliten las cosas en el ámbito financiero es de vital importancia.

Gracias a ellas evitamos cometer errores que echen por tierra todo el esfuerzo que supone levantar una startup. O podemos actuar a tiempo para impedir que se produzcan situaciones complicadas.

El reporting financiero es una de ellas y no es más que una serie de documentos y registros que rastrean y hacen seguimiento de todo aquello que sucede en la contabilidad de una empresa y en su área financiera.

Dicho de otro modo, el reporting financiero también se puede definir como el proceso por el que se genera toda esa documentación.

Los objetivos que persigue son:

  • Facilitar una visión real del estado económico de la startup o empresa.
  • Prever posibles escenarios o sucesos que afecten a esta área.
  • Tomar mejores decisiones en lo relativo a la economía del negocio.

Por otro lado, se recomienda que este reporting financiero se actualice de forma mensual. Así se podrá cumplir con mayor facilidad con el presupuesto anual disponible.

Sin ninguna duda, se trata de una necesidad básica de cualquier startup o empresa, sea del tamaño que sea. Así que te aconsejamos que comiences a desarrollar tus reportings cuanto antes.

Si necesitas ayuda, escríbenos y como CFOs nos encargaremos de cubrir esta y otras necesidades financieras de tu negocio.

Para qué sirve un reporting financiero

Ahora que sabes qué es un reporting financiero, entraremos en detalle y aclararemos para qué sirve.

Recordemos que su principal finalidad es aportar información real sobre el estado financiero de la startup o empresa, su desempeño y los cambios sucedidos en esta materia.

Veamos su utilidad de forma más específica. El reporting financiero sirve para:

  • Informar a la dirección para que esta pueda llevar a cabo una correcta planificación, análisis y justificar su toma de decisiones.
  • Informar a inversores con el fin de que puedan actuar de manera prudente.
  • Informar sobre cómo se están utilizando los recursos de la empresa, las cargas de los mismos y cómo han cambiado.
  • Informar sobre las compras que está haciendo la startup y el beneficio que ello genera.
  • Informar sobre el desempeño de la empresa para valorar si se está cumpliendo con las obligaciones y responsabilidades fiscales.
  • Aportar documentación a los auditores para realizar el proceso de auditoría y expresar su opinión sobre los estados financieros.
  • Organizar la información para cumplir con determinadas exigencias legales.
  • Realizar una planificación financiera acertada.
  • Recaudar capital cuando sea necesario.
  • Analizar el rendimiento de una empresa, así como su gestión.
  • Demostrar la solvencia económica de la misma para poder acceder a concursos públicos.

Cómo hacer un reporting financiero

Llegados a este punto, toca hablar sobre cómo hacer un reporting financiero.

De manera general, este análisis se podría dividir en tres partes: cuenta de pérdidas y ganancias, balance y flujos de caja.

Y con los datos obtenidos se podrá:

  • Estudiar la evolución de la startup o empresa. Y observar a su vez el crecimiento y los márgenes de la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Calcular los flujos de caja generados. Esta información será clave para determinar cuáles son las fuentes que generan y/o destruyen caja.
  • Calcular ratios de vital importancia en una empresa. Hablamos de los ratios de rentabilidad, liquidez, eficiencia, endeudamiento.

Para hacer un reporting financiero, lo ideal es disponer de un software especializado o una hoja excel.

El reporting financiero en excel exige un buen manejo de la herramienta, a pesar de que existen plantillas que pueden ayudarte. Hablamos de un nivel avanzado. Si lo tienes, puedes utilizarlo, en caso contrario puedes elegir alguna de las  aplicaciones que existen en el mercado.

Aún así, delegar esta tarea en especialistas es la mejor opción. Pues no es solo cuestión de meter datos en una tabla, sino que también hay que interpretarlos y extraer conclusiones.

Sea como sea, las métricas a controlar son las siguientes:

  • Cuenta de pérdidas y ganancias. En este bloque de información te recomendamos añadir datos como: importe neto de la cifra de negocios, margen bruto, EBITDA, EBIT y EBT.
  • Balance. En este segundo grupo de datos, es esencial recoger información sobre activos y pasivos. Entre los activos destacamos: activo no corriente y activo corriente. Entre los pasivos mencionamos: patrimonio neto, pasivo no corriente y pasivo corriente.
  • Flujos de caja. A continuación, será necesario atender al flujo de caja operativo, de inversión, libre, financiero y neto.
  • Ratios financieros. Por último, conviene calcular determinados ratios financieros. Aconsejamos obtener los ratios de rentabilidad, liquidez, tesorería y disponibilidad.

Considera esto un ejemplo de reporting financiero. Es posible que en cada caso particular varíen algunos datos o convenga más usar otras métricas.

Lo ideal es que un profesional estudie tu caso, determine sus necesidades y realice un reporting financiero a medida. Es fundamental que sea lo más completo posible y que demuestre la situación actual de la startup o empresa.

Si quieres que nuestro equipo de especialistas estudie el tuyo, ponte en contacto con nosotros.

Como CFOs podremos ayudarte con este y otros aspectos financieros de tu negocio para que los números no supongan un obstáculo en tu crecimiento.

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar