Solicita financiación y préstamos sin aval para tu empresa

ideas de negocio que no debes montar

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Conseguir préstamos sin aval puede llegar a ser una tarea sencilla ya que no involucramos a terceras personas en el proceso de financiación, si bien es cierto, hay que tener en cuenta otros detalles importantes. 

Muchas empresas se encuentran ante problemas de liquidez debido a una mala planificación financiera por lo que necesitan cierta cantidad de dinero lo antes posible y como dice el refrán: “Las prisas nunca son buenas”. 

¿Cómo solicitarlo y además no tener la necesidad de devolver en un plazo fijo esa cantidad? ¡Te invitamos a resolver tus dudas para que consigas financiación de forma eficaz! 

 

Cómo solicitar financiación para tu empresa

Como ya hemos dicho, el tiempo es enemigo directo para empresarios y autónomos que a veces acuden a las entidades financieras en busca de dinero rápido

Debemos dejar la improvisación a un lado y conocer en detalle los pasos necesarios para solicitar un crédito sin que te pongan muchas trabas: 

  1. Debemos conocer las necesidades de nuestro negocio y evaluar si realmente nos hace falta algún tipo de financiación.
  1. Asegurarnos de que podremos hacer frente a las cuotas mensuales mediante nuestro nivel de ingresos periódico. 
  1. Preparar la documentación para solicitar la financiación: identificar a la empresa y la persona física, justificar necesidades y garantías, etc. En definitiva, todo lo que guarde relación con la actividad financiera y económica de tu negocio. 
  1. Llegados a este punto, es hora de que presentes la operación ante las entidades financieras para que tu préstamo sea una realidad.

 

En resumen, te aconsejamos que actúes de forma organizada para que todo esté correcto antes de firmar y tu negociación sea un éxito. 

 

Qué son los préstamos sin aval

La idea de poder conseguir un crédito fácil y rápido sin depender de amigos ni familiares nos hace crearnos ilusiones pero… 

¿Sabemos realmente en qué consiste y qué ventajas ofrece? ¡Toma papel y boli para no perder detalle!

Un préstamo sin aval es una operación de crédito mediante la cual una persona física o jurídica puede conseguir financiación sin la necesidad de ninguna garantía adicional por parte de terceras personas o bienes reales. 

 

Beneficios de pedir un préstamo sin aval

Los créditos sin aval poseen varias ventajas para el avalista haciendo muy fácil la opción de acceder a este tipo de financiación. Entre los principales beneficios encontramos: 

  • Son rápidos evitando al máximo el papeleo, esto significa que existe la posibilidad de tener el aval bancario en menos de un día. 
  • No es necesario justificar la finalidad de tu dinero, teniendo la posibilidad de alcanzar tus metas sin tener que dar muchas explicaciones. 
  • Facilidad y eficacia en todo el trámite al tener que presentar la documentación básica: tu DNI y nomina para solicitar el crédito. 

 

Cómo conseguir un préstamo sin aval

Se necesita reunir una serie de requisitos para poder solicitar tu crédito sin aval y son los siguientes: 

  • Ser mayor de edad
  • Ser lo suficientemente solvente para poder devolver el préstamo
  • Entregar la documentación necesaria para que se te conceda la solicitud.

Una vez aseguradas estas 3 condiciones anteriores, podemos seguir adelante con el procedimiento. En casi todos los casos, podrás recibir tu crédito online sin necesidad de acudir físicamente a ninguna oficina. 

Para conseguirlo, únicamente tendrás que acceder a la página web de la entidad a la que quieras solicitar el préstamo y rellenar tus datos. Reúne toda la documentación y espera la confirmación por su parte.

¡Es rápido y recibirás el importe en menos de 24-48h!

 

Crowdlending

Si lo que buscas es recibir dinero rápido lejos de la banca tradicional, ¡esta es tu mejor opción!

Es un proceso de financiación muy rápido donde se dan préstamos entre particulares. Tiene la gran ventaja de que el acuerdo entre la empresa y los inversores es a medida, por lo que las condiciones pueden ser previamente pactadas. 

Eso sí, debes saber que deberás cumplir unas condiciones mínimas para recibir tu préstamo que dependerá de cada caso en particular.

Entidades bancarias

Son las formas más tradicionales que conocemos para que nos conciban un préstamo. Hoy en día, los bancos cada vez se ajustan más a la demanda del mercado como puede ser: que el requisito del avalista no sea imprescindible. 

De todas formas, siempre se hará un estudio previo del negocio y su actividad para evaluar si existe riesgo en la operación para la propia entidad bancaria. 

 

Microcréditos

Esta es una buena opción para aquellas personas que no tienen acceso al sistema de financiación tradicional. Es muy útil para aquellos grupos de personas que quieren poner en marcha pequeños proyectos

Para que se les otorgue el préstamo, se valorará su situación familiar y personal para comprobar que es un perfil idóneo para este tipo de préstamos sin nómina

 

Inversores

Existen otros tipos de financiación sin aval, como pueden ser el de los propios inversores. Esta suele estar relacionada de manera directa con un interés por la idea de negocio y es una forma ideal de evitar la burocracia de los bancos.

Conseguir financiación sin aval es posible independientemente de las tradicionales fuentes de crédito. 

Antes de lanzarte directamente a solicitar algún tipo de préstamo o financiación para tu proyecto, haz un estudio completo de él y busca la forma de diferenciarlo de los demás.

En Lean Finance, podemos guiarte en el proceso para solicitar financiación, sea cual sea la fuente de crédito a la que quieras recurrir.

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar